Como surge pedir dulces en Halloween

Origen de la costumbre de pedir caramelos en Halloween

La tradición de pedir caramelos en Halloween, conocida como «Trick or Treat», tiene sus raíces en la festividad celta de Samhain. En esta celebración, se creía que en la noche del 31 de octubre, los espíritus de los muertos regresaban a la Tierra. Para ahuyentar a los espíritus malignos, las personas dejaban comida y dulces afuera de sus hogares.

Con la llegada del cristianismo y la festividad de Todos los Santos, esta costumbre se fusionó con las celebraciones de Halloween en América del Norte. Los inmigrantes europeos introdujeron la tradición de pedir comida en la Noche de Brujas, adaptándola al «Trick or Treat» que hoy conocemos.

En la década de 1950, la costumbre se popularizó en Estados Unidos gracias a la industria de dulces, que vio en Halloween una oportunidad comercial. Pronto, pedir caramelos de puerta en puerta se convirtió en una actividad emblemática de la festividad, especialmente para los niños.

Historia detrás de la tradición de recolectar dulces en la noche de brujas

La tradición de recolectar dulces en la noche de brujas, más conocida como «trick or treat», tiene sus orígenes en la festividad celta de Samhain. Esta celebración marcaba el fin del verano y el inicio del invierno, siendo una época en la que se creía que los espíritus de los difuntos volvían a la Tierra.

Se dice que la costumbre de pedir dulces o hacer travesuras durante Halloween proviene de una antigua práctica en la que las personas dejaban comida fuera de sus casas para apaciguar a los espíritus errantes. Con el tiempo, esto evolucionó hasta convertirse en la costumbre actual de los niños de disfrazarse y recorrer las calles en busca de golosinas.

En algunos países, como en Estados Unidos, la tradición del «trick or treat» se popularizó a partir de la década de 1920, cuando las comunidades comenzaron a promover la seguridad de los niños durante Halloween y a organizar eventos de recolección de dulces. Desde entonces, esta práctica se ha convertido en una parte integral de la celebración de Halloween en muchos lugares del mundo.

Explicación de por qué los niños piden golosinas durante Halloween

La tradición de pedir golosinas durante Halloween se remonta a antiguas creencias celtas, quienes celebraban el Samhain para marcar el final del verano y el inicio del invierno. Se creía que durante esta noche, el mundo de los vivos y de los espíritus se mezclaban, y para ahuyentar a los malos espíritus, las personas dejaban alimentos fuera de sus casas.

Con el tiempo, esta costumbre se transformó en la conocida «trick or treat» (truco o trato) que vemos en la actualidad, donde los niños se disfrazan y van de casa en casa pidiendo golosinas. Esta actividad no solo mantiene viva la esencia de la festividad, sino que también promueve la interacción social y la diversión entre los niños de la comunidad.

Además, para los niños, Halloween representa una oportunidad de obtener dulces y delicias que normalmente no tienen, lo que les genera emoción y felicidad al recibir y degustar estas golosinas. La sensación de recibir caramelos de forma gratuita les brinda una experiencia especial que esperan con ansias cada año.

¿Cuál es la razón histórica de solicitar dulces en la festividad de Halloween?

La tradición de solicitar dulces durante Halloween tiene sus raíces en las antiguas festividades celtas, particularmente en la festividad de Samhain, en la que se creía que los espíritus de los muertos regresaban a la Tierra. Para apaciguar a estos espíritus y evitar su malevolencia, se dejaban alimentos fuera de las casas, lo que con el tiempo evolucionó hacia la costumbre de pedir dulces durante Halloween.

Además, en la Europa medieval, había una práctica llamada «souling» en la que los pobres iban de casa en casa pidiendo comida a cambio de rezar por los difuntos de los hogares de los donantes. Esta tradición se fusionó con la festividad de Halloween en América, dando lugar al truco o trato conocido hoy en día, donde los niños van de puerta en puerta solicitando golosinas.

La popularidad de solicitar dulces en Halloween se vio impulsada en Estados Unidos en la década de 1950, cuando la idea de dar dulces a los niños como alternativa a travesuras se popularizó para promover una celebración más segura y comunitaria. Desde entonces, la costumbre ha perdurado y se ha extendido a muchos otros países, convirtiéndose en uno de los aspectos más característicos de esta festividad.

La verdadera historia detrás de por qué se piden dulces en Halloween

Los orígenes de la tradición de pedir dulces en Halloween tienen raíces profundas en las antiguas celebraciones celtas. Durante la festividad pagana de Samhain, se creía que los espíritus de los muertos caminaban entre los vivos. Para apaciguar a estos espíritus y evitar su ira, se dejaban ofrendas de comida fuera de las casas.

El término «trick or treat»

Quizás también te interese:  Que significado tiene regalar dulces

La frase «trick or treat» que se utiliza al pedir dulces en Halloween se popularizó en América del Norte en la década de 1920. La idea detrás de esta expresión era que si no se ofrecían dulces a los niños disfrazados, podrían hacer una travesura en represalia. Esto se vincula con la antigua creencia de que los espíritus podrían traer mala suerte si no se les satisfacía.

La influencia comercial en la tradición

Quizás también te interese:  Como se le llama a los productos dulces

Con el paso del tiempo, la tradición de pedir dulces en Halloween se ha vuelto más comercial, con empresas de golosinas promocionando la festividad. Aunque conserva ciertos elementos de su origen ancestral, hoy en día el «trick or treat» es más asociado con la diversión y el disfrute de los niños durante esta festividad.

Deja un comentario


El periodo de verificación de reCAPTCHA ha caducado. Por favor, recarga la página.